Presentación Ana Alabort

De la tiza al marketing emocional

“Colorín colorado y que dé un aplauso al que le haya gustado” Así acababan la mayoría de los momentos que he vivido con niños, niñas y sus caras de ilusión porque me habían dado la llave para poder entrar en sus emociones a través de un cuento y la historia formaba ya parte de su biografía.

Siempre que oigo “Ana” miro al que lo pronuncia, me llamo así. Nací en Donostia hace unos cuantos años en un mundo de teléfono fijo con cable largo, donde en uno de mis cumpleaños pedí de regalo dos horas en internet trasteando Yahoo en un cibercafé (Oh my God!).

Me encanta la educación por eso estudié para ser maestra de Primaria y después de Educación Especial, es un mundo que me llena por todas las vivencias bidireccionales que se producen. Desde que se expandió el 1.0 y el 2.0 he intentado que la educación estuviera presente por medio de programas, blogs, webs y actualizaciones constantes. Un día la educación cerró sus puertas y se abrieron mil ventanas.

2014 en mi casa fue un año decisivo, dos años antes había aterrizado en Valencia para quedarme a vivir, 730 días después de llegar al Mediterráneo mi barco viró hacia otro rumbo. Decidimos en pareja ser familia de acogida y en cuestión de poco tiempo pasamos de ser solo dos a ser familia numerosa, dejé de tratar la discapacidad fuera de mi casa para hacerla parte de mi hogar. Como imaginas todo cambió, en el todo iba mi perspectiva profesional, dejé de trabajar una temporada para poder atender bien a los niños.

Esperando el momento de reengancharme al mundo educativo descubrí que ya se había pasado ese momento y llegaba la etapa de especializarme en lo que había dejado en segundo plano durante años: El Marketing digital. Dedicarse a la educación tiene mucho que ver con el mercadeo, tienes que ilusionar, convencer de diferentes maneras, motivar para que tomen decisiones acertadas ¿No se parece bastante? Solo hay que quitarle tutorías de padres y madres, lloros con mocos, me he hecho pis… y mil tareas más.

No me atraía el Marketing agresivo casi déspota, al igual que en educación detrás de cada acción hay personas y ese es el objetivo al que quería llegar. Para humanizar el Marketing me puse ¡Manos a la obra! O mejor ¡Manos a la tecla!

Dos masters, uno en Inteligencia Emocional y otro en Marketing digital, más “nosécuantos” cursos de especialización después aquí estoy realizando estrategias humanas y efectivas de Marketing Emocional en negocios para personas libres. Disfruto cuando se traspasa la pantalla y ves el lado humano de los y las que siguen una marca con la que trabajo, tienen nombres, un pasado, un futuro y ocupaciones presentes.

Que un negocio trabaje para hacer el mundo mejor es maravilloso pero suena inalcanzable ¿Lo replanteamos? Que un negocio enamore y ponga la felicidad más cerca de sus clientes Suena mejor ¿No? Es posible coordinando razón y corazón en una estrategia de Marketing Emocional.

Un abrazo de Ana Alabort

Comentarios

  1. ¡Enhorabuena! Sitúas el ABC del Marketing digital de una manera clara.
    Gracias, seguramente comparta este artículo para aclarar preguntas que surgen alrededor de la cuestión ¿Y tú a qué te dedicas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *